Sobre Osteoartrosis/Osteoartritis (OA)

 

¿Que es la Osteoartritis?

 

La osteoartritis es una enfermedad de las articulaciones que por lo general afecta a personas de mediana edad a personas de la tercera edad. Con frecuencia se hace referencia a ella como OA o “desgaste” de las articulaciones, pero ahora sabemos que es una enfermedad de toda la articulación, que involucra el cartílago, el revestimiento de la articulación, los ligamentos y el hueso. A pesar de ser típica de personas de edad más avanzada, no es del todo preciso decir que las articulaciones sólo están “desgastándose” 

 

La OA es la principal causa de discapacidad de las personas de mayor edad. 

 

¿Es frecuente la Osteoartritis?

 

Unos 27 millones de personas en Norteamérica viven con OA, la forma más común de enfermedad de las articulaciones.

El riesgo de desarrollar OA en la rodilla a lo largo de la vida es de alrededor del 46% (46 de cada 100 personas será afectada en su rodilla) y el riesgo de desarrollar OA en la cadera a lo largo de la vida es del 25% (25 de cada 100 se afectará en cadera)

 

¿Quién contrae osteoartritis?

 

La OA afecta a personas de todas las razas y de ambos sexos. Con frecuencia, se produce en pacientes a partir de los 40 años de edad. No obstante, puede producirse antes si tiene otros factores de riesgo (cosas que eleven el riesgo de contraer OA).

 

¿Es lo mismo Osteoartrosis y Osteoartritis?

 

Hasta hace algunos años se creía que eran enfermedades diferentes, sin embargo, ambos términos definen la misma enfermedad y hoy en día se consideran sinónimos.

 

 

¿Cómo se diagnostica la osteoartritis?

 

Con frecuencia los médicos detectan la OA por los síntomas típicos (descritos más arriba) y por los resultados del examen físico. En algunos casos, las radiografías u otros exámenes de imágenes pueden resultar útiles para ver en qué medida está desarrollada la enfermedad o contribuir a descartar otros problemas de articulación.

 

¿Cómo se trata la osteoartritis?

 

Todavía no hay ningún tratamiento comprobado que pueda revertir el daño que produce la OA a la articulación. El objetivo del tratamiento es reducir el dolor y mejorar el funcionamiento de las articulaciones afectadas. Con frecuencia, eso es posible mediante una mezcla de medidas físicas, complementos nutracéuticos, farmacoterapia y, a en las menos de las veces, procedimientos quirúrgicos.

 

¿Qué hago si creo que tengo la enfermedad? 

Acudir con un reumatólogo u ortopedista para que le corrobore el diagnóstico y le inicie el tratamiento que mejor se ajuste a sus necesidades. Como en cualquier enfermedad no es recomendable la automedicación. No hay que hacer caso a los anuncios de televisión que prometen curas milagrosas. Tampoco es recomendable que cualquier médico le inyecte medicamentos directamente en las articulaciones, esto sólo lo debe hacer un especialista reumatólogo u ortopedista. 

 

¿Qué hago si ya me la diagnosticaron? 

Es importante alcanzar el peso ideal y mantenerse activo, realizando ejercicio de manera regular, evitando siempre movimientos de alto impacto (correr, saltar, spinning, etc). No deje de usar artículos de ayuda como bastón o andadera, éstos le brindarán apoyo para las articulaciones más lastimadas y no debe generar vergüenza o ser motivo de burla. Siga las indicaciones de su médico tratante.

 

El papel del reumatólogo en el tratamiento de la osteoartritis

 

Los reumatólogos son médicos expertos en el diagnóstico y tratamiento de la artritis y otras enfermedades presentes en articulaciones, músculos y huesos. Es posible que necesite consultar a otros proveedores de atención médica, por ejemplo, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales y traumatólogos.

 

 

Datos Breves:

 

  • La OA es la forma más común de enfermedad de las articulaciones y la principal causa de discapacidad de las personas de la tercera edad.

  • Esta artritis tiende a atacar las articulaciones de la mano, columna, caderas, rodillas y dedos gordos del pie.

  • Se caracteriza por el deterioro del cartílago (el tejido que acolchona los extremos de los huesos entre las articulaciones), los cambios óseos de las articulaciones, el deterioro de tendones y ligamentos y diferentes grados de inflamación de la membrana sinovial (el revestimiento de la articulación).

  • Aunque algunos de los cambios de la articulación son irreversibles, la mayoría de los pacientes no necesitan someterse a una artroplastia (cirugía de reemplazo de la articulación). Los síntomas de OA (lo que usted siente) pueden variar mucho de un paciente a otro.

  • Los reumatólogos pueden detectar la artritis y recetar el tratamiento adecuado.

 

Información recabada por expertos certificados en el Tema, con apoyo de material para pacientes del Colegio Americano de Reumatología. 

Esta hoja de datos para pacientes se proporciona solamente para información general. Las personas deben consultar a un proveedor de salud calificado para obtener asesoramiento médico profesional, diagnóstico y tratamiento de una condición médica o de salud.